Cómo planear su jardín: De principio a fin

Una de las maneras más adecuadas para empezar a planificar su jardín es escribiendo una lista de todas las verduras que le encanta comer. Al hacer un plan estructurado con las dimensiones adecuadas y las fechas de siembra respectivas para cada verdura, los motivará a cultivar sus propios alimentos. Una hora de planificación vale más que un día laboral entero.

Empieza a sembrar lo que prefieras y al hacerlo, vas a descubrir que tus frutas y verduras favoritas saben aún mejor y tienen sabores más intensos..Luego, empieza a experimentar con verduras que no son familiares. Nosotros cultivamos verduras nuevas cada año y solemos alegrarnos de haberlo hecho. Por ejemplo, el betabel nunca nos gustó hasta que lo cultivamos nosotros mismos y ahora se a convertido en uno de nuestros alimentos básicos. Lo mismo a ocurrido con las berenjenas. Estas son ornamentales y deliciosas, dos de nuestros atributos favoritos en la jardinería. No se olvide de incorporar algunas flores a su jardín ya que estas atraen insectos beneficiosos y le añaden biodiversidad y belleza. para atraer insectos beneficiosos..

Recomendaciones Generales

Comenzaremos aquí con algunas recomendaciones básicas y generales, pero siga leyendo para adquirir más consejos de planificación y cultivo que aumentarán su cosecha en espacios reducidos. Antes de planificar qué verduras cultivar y cuándo sembrarlas, asegúrate de haber creado un ambiente en el que puedan prosperar.. Un objetivo principal deber ser establecer un suelo fértil con mucha materia orgánica y tener en cuenta la cantidad de luz solar directa que reciben las zonas de su jardín.

Cuando escribas una lista de las verduras que te gustaría cultivar, investiga un poco sobre cada una de ellas para saber en qué época del año crecen mejor y cuánto espacio requieren. La Universidad Estatal de Utah tiene un página de internet para empezar a investigar cómo cultivar cualquier fruta o verdura imaginable. Si utilizas semillas, la información del paquete de semillas también es muy útil. Presta atención específica a la época de siembra sugerida, así como a la información sobre los días de madurez de la planta.

Una forma simplificada de ver los tiempos ideales de la siembra es agrupar las verduras en dos categorías: Verduras de temporada fría y verduras de temporada cálida. Las cosechas de estación fresca incluyen los chícharos, las espinacas, la lechuga, el betabel, el brócoli y la col. Al contrario, las cosechas de estación cálida son los tomates, los chiles, el maíz, el pepino, la berenjena, el calabacín y la calabaza.

Un error común que comete mucha gente es sembrar todas las verduras que quieren cultivar al mismo tiempo (en mayo, digamos) sin tener en cuenta el tiempo idóneo de la cosecha. El clima de Utah es idóneo para sembrar tomates a mediados de mayo por ejemplo, pero no es el mejor momento para sembrar chícharos ni espinacas. El principio del verano es la época de floración de las espinacas, por lo que cuando se siembran en mayo, las espinacas tienden a dar muy pocas hojas. Los chícharos no se adaptan bien al clima caluroso y seco del verano. Son mucho más felices en el clima fresco y húmedo de la primavera. Sembramos chícharo y espinacas en marzo y a finales de la primavera ya hemos terminado de cosecharlos. Si es que quieren espinacas en época fresca, hemos notado que suelen crecer bien en el clima del otoño.

Para aquellos en Utah a lo largo de la Cordillera Wasatch (Wasatch Front) con climas similares. Aquí hay un ejemplo general de las fechas de siembra para algunas de nuestras verduras favoritas (la Universidad Estatal de Utah tiene una gran guía de referencia aquí)):

  • Principios de la primavera (marzo-principios de abril: chícharos, espinacas, brócolo, coles, rábanos y nabos.
  • A mediados de la primavera. Mediados de marzo-abril: betabeles, lechuga, zanahoria, eneldo, perejil, papa y acelga.
  • A finales de la primavera. Después de la última nevada, en mayo. Frijoles, pepinos, calabazas y maíz.
  • A mediados de mayo: tomate, chiles, berenjena, calabazas invernales.
  • A finales de verano para la cosecha de otoño. En agosto-septiembre: zanahorias, lechuga, espinacas y col rizada.

Aquí hay una guía de referencia rápida proveída por la Universidad Estatal de Utah.

Guía proveída por la Universidad Estatal de Utah (USU)

Para obtener más consejos introductorios sobre el cultivo de verduras, incluyendo la siembra, la ubicación, la selección de plantas y el riesgo respectivo, haga clic aquí para ver nuestra publicación y nuestro vídeo.. Y para saber cómo planificar para sacar el máximo provecho a su espacio reducido y maximizar la cultivación, siga leyendo a continuación.

Fechas heladas y los microclimas

El segundo paso a seguir consiste en examinar más detalladamente sus condiciones climáticas. El clima intermontañoso y semiárido de Utah plantea algunos desafíos, pero en general es un clima excepcional para el cultivo de vegetales. Tomando eso en cuenta, los climas varían mucho en todo el estado. Para nuestros lectores de Utah, así como de otros lugares, es importante saber cuándo es el promedio de la última helada, ya que muchas recomendaciones de plantación se calculan en términos de semanas antes o después de la última helada. El promedio de nuestra primera helada en Ogden, Utah ocurre alrededor del 17 de octubre, y el promedio de nuestra última helada es alrededor del 1 de mayo, lo que nos da un promedio de 168 días sin temperaturas heladas. Esta cifra suele variar unas semanas de un año a otro y hay que tener en cuenta que los cultivos de estación fresca pueden soportar cierto grado de heladas en función de su resistencia. También hay que tener en cuenta que nuestras primaveras suelen ser frescas, muy variables y húmedas, y que nuestros veranos se vuelven calurosos de una manera repentina y muy secos. Aquí en Ogden es normal que a principios de junio solamos tener temperaturas de hasta 90 grados fahrenheit, sin nubes y sin posibilidad de lluvia.

A la hora de planificar la ubicación para sembrar los diferentes cultivos, también es muy útil tener en cuenta los diferentes microclimas de su propiedad. Una descripción completa de los microclimas requerirá una publicación de nuestra parte, pero al planearlo tenga en cuenta las sombras, la dirección prevaleciente del viento, la proximidad a los edificios y las inclinaciones de su terreno. Los microclimas también varían de la primavera al verano. Por ejemplo, nuestro jardín delantero está en el lado norte de nuestra propiedad. Debido a la larga sombra que proyecta nuestra casa y una ligera inclinación al norte, es la zona más fría y nevada de nuestra propiedad durante una gran parte del invierno, mientras que nuestro patio trasero está expuesto a muchísimo sol. Sin embargo, en verano, la sombra proyectada por nuestra casa es muy pequeña y todo el jardín delantero recibe luz solar directa desde el amanecer hasta el atardecer (de 12-15 horas de sol dependiendo del mes.) Por otro lado, en nuestro jardín trasero el gran árbol caducifolio de nuestros vecinos proporciona un poco de sombra al final de la tarde cuando está deshojando. En la época más calurosa del año, algunos cultivos pueden beneficiarse de la sombra al final del día. Nuestros parterres de espárragos y fresas están en nuestro jardín trasero. Nuestro pequeño invernadero también está en el patio trasero para tener un poco de sombra en verano y pleno sol en el invierno.

La extensión agrícola y las replantaciones de plantas y retoños jóvenes

Muchos jardineros deciden no utilizar las técnicas de extensión de temporada. Muchos alimentos pueden cultivarse con éxito sin ellas y requieren tiempo y esfuerzo adicionales. No obstante, unas cuantas técnicas sencillas pueden marcar una enorme diferencia a principios de la primavera y a finales del otoño, cuando las temperaturas cambian drásticamente y el viento puede hacer de las suyas. Una manta polar con funda de 20 dólares (o manta contra heladas) sobre las plantas puede protegerlas y mantener la tierra a su alrededor más cálida para una cosecha temprana en la primavera y una mayor producción en otoño. Una protección térmica (3 por $20) no sólo puede proteger a los tomates y chiles de las heladas tardías de primavera pero también puede mantener las temperaturas nocturnas del suelo más cálidas.. Los cultivos de temporada cálida no suelen crecer mucho en suelos fríos. En Utah, mucha gente quiere sembrar tomates en abril, y aunque no les toque las heladas tardías y sobrevivan, no se desarrollarán has que las temperaturas del suelo se calienten.. En nuestro caso, nos gusta sembrar tomates a principios de abril cubiertos en una protección térmica o dentro de mini túneles de plástico calentados (mini invernaderos), pero para otros cultivos esperamos sembrarlos hasta mayo, después de que las temperaturas del suelo se hayan calentado por sí solas.

Sembrar a base de trasplantes a diferencia de hacerlo con semillas puede aumentar semanas a su temporada de cultivación. También es bueno cultivar muchas verduras plantando semillas de forma directa, pero muchos cultivos de temporada cálida, sobre todo los tomates y los chiles, se replantan bien a las 5-6 semanas, lo que hace que valga la pena el traslado. Cultivar sus propias plantas es un habilidad muy útil, pero requiere cierto tiempo para aprender. Si se tiene en cuenta el tiempo que en realidad requiere el cultivo de las semillas, los trasplantas de los viveros locales son bastante baratos. Considere si vale la pena el esfuerzo en su caso. Nosotros cultivamos nuestras propias semillas para la mayoría de las verduras y flores anuales que cultivamos. Nuestro pequeño invernadero es ideal para cultivar plántulas en la primavera. En nuestro caso, las principales desventajas de comprar los trasplantes son la selección y la disponibilidad a lo largo del año. A menudo quiero sembrar determinadas variedades de plántulas fuera de su ventana de disponibilidad en el vivero. Por ejemplo, nos encanta sembrar lechugas y espinacas para poder cultivarlas en otoño e invierno, pero es difícil encontrar trasplantes de tres semanas en agosto o septiembre.

Cultivos múltiples y las plantaciones intercaladas

El uso de trasplantes puede aumentar su ventana de cosecha considerablemente, lo que puede permitir la recolección de más de un cultivo en el mismo espacio a lo largo de la temporada. Por ejemplo, la calabaza crece bien a partir de las semillas pero disponer de trasplantes de la calabaza de 2-3 semanas a principios de junio nos permite plantarlos después de un cultivo de temporada fría como los chícharos o la lechuga, añadiendo semanas a la ventana de cosecha de ambos. al combinar la policultivación y la técnicas de extensión la temporada, sembramos dos cultivos o más por casi todos nuestros bancales elevados de verduras. (vegetable beds)

11 de mayo

En general, nuestros cultivos de temporada fría se inician en febrero, se siembran en marzo con protección térmica y luego se cultivan hasta mayo o junio. A mediados de mayo o junio es nuestra época transicional principal, ya que es cuando tenemos poli cultivos jóvenes de temporada cálida en el suelo junto a nuestros cultivos de temporada fría maduros. También planificamos nuestra cosecha de otoño a partir de las siembra al final de la época de verano e incluso las cosechas de invierno a partir de las siembras de principios de otoño, gracias al uso de técnicas de extensión de temporada. Abajo hemos escrito algunos ejemplos de cultivos de temporada cálida y fría que coinciden al mismo tiempo al policultivarlos.

  • Siembrar chícharos, espinacas o lechuga antes que las calabazas, chiles o los frijoles.
  • Brócoli y betabel antes que Los frijoles, la okra o la berenjena.
  • La zanahoria antes que la rúcula, hojas de mostaza, acelgas.
  • Chícharos, rábanos y zanahorias antes que Bak Choy (col china.)
  • Cebollas antes que frijoles.
  • Las habas antes que las zanahorias.
  • Los tomates antes que la lechuga y las espinacas.
  • Los pepinos antes que col rizada, mizuna (hojas verdes japonesas para ensalada)

Para obtener más información sobre la policultivación, vea nuestro video qué cubre este tema que presente una demostración de cómo sembrar un trasplante de calabaza con posterioridad de los chícharos y muestra la policultivación de los frijoles en espacio reducido junto a siembras de brócoli, coliflor y betabeles maduros.

Aplicaciones/software para ayudar a planificar el jardín

Mucha gente se pregunta cuáles son las ventajas de utilizar un software o una aplicación en particular para poder planificar un jardín. Yo utilizo una aplicación que me gusta mucho llamada "Vegetable Garden Planner" disponible como enlace por la pagina motherearthnews.com, como también en growveg.com. Ambas disponibles con una conexión de internet. La aplicación te permite diseñar una versión virtual de todo tu jardín y tiene mucha información sobre cualquier siembra que desees cultivar, incluyendo sugerencias de la mejor época, espacio necesario, sugerencias sobre las técnicas de extensión de cultivo y hasta se pueden añadir fechas importantes para tener en cuenta fechas específicas de noches heladas. Cabe añadir que también hemos encontrado mucho éxito utilizando papel y lápiz. Puede ser hasta terapéutico el dibujar tu jardín y planificarlo a mano, especialmente en pleno invierno. A mi me encanta la planificación y a menudo me encuentro dibujando diseños a mano y luego utilizó la aplicación en línea para reforzar mis creaciones. De esta manera mis dibujos me ayudan a visualizar la estética del diseño y la aplicación me ayuda a determinar los detalles de calendario, etc.

#growyourown, #foodscapingutah

consulte las próximas clases y eventos..

Aprenda jardinería de forma práctica y directa al ser un voluntario.

8 thoughts on “How to plan your vegetable garden: A-Z

Add yours

  1. Thank you foodscapingutah! This is a wonderfully comprehensive, informative and helpful post! Your garden yard is very beautiful and the fruits and vegetables you grow are very delicious. Stay passionate and generous with your knowledge, expertise and experience.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress

Up ↑

es_MXSpanish
A %d blogueros les gusta esto: